Filosofía

Nuestra historia oficial empieza en el 2009, cuando Maite Egea, diseñadora de Badalona (Barcelona), dedicada en sus inicios a la decoración de interiores, restauración de muebles antiguos y diseño de objetos decorativos en madera, hierro y metal, decide profesionalizar su vocación mediante la creación de Jelemme.

La elección del nombre de la firma no es casual.  JELEMME. JE, por Julio Egea y ME, por Maite Egea; entre ambos, LEM, fonéticamente, en francés, una demostración de amor hacia la persona de la que heredó su vocación, su padre.

La filosofía de la firma parte de la idea de que todos sus productos sean de elaboración totalmente artesanal, y su eje central es el diseño y producción de cestos de mimbre. La piel es una constante y un signo de identidad en todas nuestras colecciones: camel, fucsia, rojo, taupe, turquesa, con doble tintado, cortada y cosida a mano en cada uno de los cestos, elaborados también manualmente.

Nuestra filosofía es siempre la misma para todo lo que hacemos: investigamos, observamos, nos empapamos de lo que se mueve a nivel de tendencias, y nos mantenemos fieles al estilo que siempre nos ha caracterizado.